ABC sobre el cuidado de la artritis

  • Te duelen las articulaciones. ¿Qué sucede ahora?

    Si te duelen las articulaciones, es probable que padezcas una enfermedad articular, como la artritis, la cual se puede tratar. Es importante que lo averigües para evitar lesiones adicionales.

  • Cómo funcionan las articulaciones.

    Una articulación es el espacio entre dos huesos. Para que el movimiento de las articulaciones sea suave y flexible, necesitas una capa que absorba los impactos compuesta de cartílago y líquido sinovial. Con la edad, en algunas personas la capa de cartílago se va afinando y desgastando. Si esto ocurre, se podría empezar a sentir rigidez en las articulaciones y el movimiento podría volverse difícil e incómodo. Al principio, el cartílago se pone áspero, pero se puede deteriorar hasta el punto en que los huesos empiezan a rozar entre sí. Incluso podrían empezar a formarse bultos en los huesos. Cada una de estas etapas puede causar dolor.

  • Pero, ¿qué es la artritis?

    Esa es una pregunta difícil. La "artritis" puede causar dolor, hinchazón y limitación de movimiento en las articulaciones y el tejido conjuntivo. Aproximadamente 50 millones de estadounidenses padecen alguna forma de artritis. La artritis no es solo una enfermedad que afecta a las personas mayores; 300,000 niños padecen artritis, y 2/3 de los adultos que la padecen tienen menos de 65 años. La artritis no es una enfermedad simple, existen distintos tipos. Los dos tipos más comunes.

  • El tipo más común de artritis: la osteoartritis

    La osteoartritis, también conocida como enfermedad degenerativa de las articulaciones o artritis "por uso y desgaste", es la forma más común de artritis y afecta a más de 27 millones de estadounidenses. La osteoartritis se presenta cuando el cartílago de las articulaciones y otro tipo de tejido conectivo se rompe, lo que provoca dolor, rigidez y dificultad para moverse. Suele afectar las articulaciones más usadas, como las articulaciones de las rodillas, cadera, columna vertebral y las articulaciones de las manos; además se asocia con factores de riesgo, como la edad, obesidad, traumas, uso excesivo y la genética. Aunque es posible controlar eficazmente la osteoartritis, no existe una cura para esta enfermedad.

  • ¿Cuáles son los signos más comunes?

    La artritis se caracteriza por estos síntomas:

    • Rigidez al despertar en la mañana, con menos de 30 minutos de duración.
    • Dolor o molestia en las articulaciones, ya sea constante o intermitente.
    • No poder mover normalmente una articulación.
    • Debilidad y dolor articular sin explicación.

    Esta no es una lista exhaustiva de todos los síntomas.

  • Si experimentas signos de artritis, consulta a tu médico. Puedes comenzar a proteger tus articulaciones de esta forma:

    • Hazle caso a tu cuerpo y suspende toda actividad que te cause dolor continuo.
    • Alterna las tareas pesadas o repetitivas con tareas fáciles o descansos durante tus actividades cotidianas. Cambia de tarea con frecuencia.
    • Usa las articulaciones más grandes y fuertes para cargar cosas pesadas. Por ejemplo, carga el bolso o la cartera en el hombro y no con los dedos.
    • No permanezcas en la misma postura mucho rato; levántate y camina periódicamente
    • Haz ejercicio para aliviar el dolor. Encontrarás algunas recomendaciones aquí. Recuerda que debes hablar con tu médico antes de comenzar o modificar un régimen de ejercicios.