Enfermedades hepáticas

Tu hígado es uno de los órganos más importantes de tu cuerpo. Te ayuda a mantenerte saludable al procesar casi todo lo que pones en tu cuerpo: comida, bebidas e incluso los medicamentos que tomas.

Tener información apropiada sobre cómo funciona el hígado y cómo puede afectarte tomar demasiados medicamentos es importante para ayudar a prevenir una sobredosis con acetaminofén. TYLENOL® es seguro cuando se lo usa según las indicaciones, pero tomar demasiado acetaminofén puede causar lesiones hepáticas.

Si padeces una enfermedad hepática, consulta a tu médico antes de usar TYLENOL®.


¿Cuál es la función del hígado?

  1. Convierte -Convierte los alimentos que comes en los nutrientes que tu cuerpo necesita para funcionar
  2. Limpia -Elimina el alcohol, las toxinas y otras sustancias nocivas de la sangre
  3. Procesa -Produce una sustancia llamada bilis, que ayuda a digerir los alimentos

¿Cuáles son los síntomas de las lesiones hepáticas?

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Pérdida del apetito

Es importante saber que los síntomas de las lesiones hepáticas pueden demorar en aparecer o volverse lo suficientemente graves como para notarlos. En algunos casos, los síntomas se pueden confundir con alguna otra enfermedad o desaparecer por completo, pero eso no significa que no haya lesiones hepáticas.

Si piensas que has tomado demasiado acetaminofén, llama a un médico o comunícate con el centro de control toxicológico de inmediato. (1-800-222-1222). La asistencia médica inmediata es clave para adultos y niños, incluso cuando no notas ningún tipo de signo o síntoma. Siempre lee y sigue las indicaciones de la etiqueta para evitar lesiones hepáticas relacionadas con el acetaminofén. Para reducir el riesgo de una sobredosis accidental con acetaminofén, siempre debes leer y seguir las indicaciones de las etiquetas del medicamento. Recuerda que SOLO debes tomar 1 medicamento con acetaminofén por vez. Para más información, visita www.GetReliefResponsibly.com.