Saltear al contenido principal

Cuándo llamar al médico

Si tu pequeño se siente enfermo y no estás completamente segura de qué hacer, no dudes en llamar por teléfono. Algunas veces ayuda a tener una segunda opinión y reafirmar tu conocimiento e instintos como madre.

 

A continuación se indica cómo saber si es momento de llamar al médico de tu hijo:

 

El niño es MENOR de 3 meses (12 semanas)

  • Tiene una temperatura de 100.4 °F o superior
  • Ten en cuenta que conoces mejor a tu hijo. Siempre sigue tu instinto y llama al médico si sientes que algo está mal.

El niño tiene MÁS de 3 meses (12 semanas)

  • Tiene una temperatura de 104 °F o superior
  • o
  • Tiene una temperatura de 100.4 °F o superior MÁS algunos de estos síntomas:
    • Dolor de cabeza muy fuerte
    • Vómitos o diarrea en repetidas ocasiones
    • Erupción extraña
    • Dolor de garganta o dolor de oído
    • tortícolis
    • Se le ve muy enfermo, o extremadamente somnoliento o irritable
    • Ha estado en un lugar muy caluroso (como un auto recalentado)
    • Tiene problemas subyacentes del sistema inmunológico, antecedentes de convulsiones o toma esteroides

El niño tiene ALGUNOS de los siguientes

  • Parece estar empeorando, incluso luego de tomar medidas para aliviarlo
  • Tiene entre 3 y 24 meses y continúa teniendo fiebre (igual o superior a los 100.4 °F) durante más de 24 horas
  • Tiene más de 24 meses y continúa teniendo fiebre (igual o superior a los 100.4 °F) durante 3 días o aún "se comporta como si estuviera enfermo" cuando la fiebre desaparece

 

Si llamas al médico de tu hijo, asegúrate de hacerle saber qué tipo y presentación de medicamento (Infants', Children's, etc.) le estás dando a tu hijo, en caso de que le estuvieras suministrando alguno. También debes informarle si tu hijo tiene algún factor de riesgo subyacente que podría causar mayores complicaciones.

Un antifebril y analgésico con sabor agradable para los niños.

Nuestra aplicación gratuita registra los síntomas y estadísticas, para que la información de salud de tu hijo esté siempre a tu alcance.