Saltear al contenido principal

Cómo darles medicamentos a los bebés

Administrarle un medicamento a un bebé puede ser complicado a veces. Estos son algunos consejos que quizás te ayuden a simplificar las cosas.

1. Consulta con tu pediatra siempre. Tu bebé cambia de peso rápidamente y la dosificación generalmente está determinada por el peso, por lo tanto, siempre es mejor consultar con el pediatra. Él o ella sabrá la dosificación segura para tu bebé.

2. Utiliza el dispositivo de dosificación correcto. No todas las cucharaditas proporcionan las mismas cantidades y los dispositivos pueden medir en mililitros o gramos, por lo tanto, utiliza siempre el utensilio que viene con el medicamento que vas a administrarle a un bebé. De esa forma, no tendrás que

hacer conversiones (o incluso hacer un desastre, una desventaja absoluta para la mamá cansada y el bebé enfermo).

3. Lleva un registro de cuándo se administra el medicamento. La mejor manera de asegurarnos de que le administramos la dosis correcta en el momento indicado es haciendo un seguimiento de cada dosis del medicamento que tú y otros cuidadores le administran al niño. Anota a qué hora se le dio (y cuánto). Descarga nuestro diario de la fiebre. También revisa nuestra aplicación gratuita, Seguimiento del bienestar para niños, que te ayuda a registrar información sobre la salud de tu hijo en tu smatphone.

4. Sigue la dosis recomendada. Aumentar la cantidad de medicamento,

o la frecuencia con que se administra, puede hacer más mal que bien y hacer que tu pequeño corra riesgo de sobredosificación.

5. No le administres un medicamento en la oscuridad. Dar un medicamento en un cuarto oscuro puede aumentar las posibilidades de dar la dosis incorrecta. Asegúrate de medir el medicamento en una zona bien iluminada.

Cómo administrar Tylenol a tu bebé

Consulta la tabla de dosificación para conocer más sobre cómo administrar productos pediátricos TYLENOL® a los más pequeños.