¿Qué es el acetaminofén?

El acetaminofén es el principal ingrediente activo de los productos TYLENOL® y es uno de los ingredientes activos más comunes en los EE. UU. Se encuentra en medicamentos de venta libre y recetados.

¿Qué hace el acetaminofén y cómo funciona?

El acetaminofén es un analgésico y antifebril. Se cree que actúa para aliviar los dolores menores al elevar el umbral general del dolor del cuerpo para que sientas menos dolor y reduce la fiebre al ayudar a tu cuerpo a eliminar el exceso de calor.

¿Para qué se usa el acetaminofén?

El acetaminofén se usa más comúnmente para tratar dolores menores, que incluyen dolor de cabeza, dolor de espalda, dolores menores de la artritis, dolor de muelas, dolores musculares, dolores premenstruales y menstruales. También se usa comúnmente para reducir temporalmente la fiebre.

El acetaminofén puede ser un analgésico apropiado para las personas que están preocupadas por los efectos que otros analgésicos pueden tener sobre la presión arterial. Si tienes presión arterial alta o está tomando medicamentos para controlarla, puedes conocer más aquí.

¿Es el acetaminofén un AINE (fármaco antiinflamatorio no esteroideo)?

El acetaminofén no es un AINE (medicamento antiinflamatorio no esteroideo), el otro tipo principal de analgésico. El ibuprofeno, la aspirina y el naproxeno sódico son AINE y diferentes al acetaminofén.

¿En qué presentaciones está disponible el acetaminofén?

El acetaminofén es un ingrediente activo en los productos TYLENOL® y en más de 600 otros medicamentos de venta libre y recetados. No tomes más de uno medicamento que contiene acetaminofén al mismo tiempo.

TYLENOL® para adultos con acetaminofén viene en muchas presentaciones que incluyen comprimidos, cápsulas de gel líquido y paquetes para disolve para quienes prefieren no tomar pastillas.
Además para los niños, TYLENOL® está disponible en jarabe, masticable y paquetes para disolve.

Advertencias de acetaminofén y efectos secundarios de acetaminofén para adultos

Advertencia sobre el hígado: este producto contiene acetaminofén. Puede causar lesiones hepáticas graves si tomas más de 4,000 mg de acetaminofén en 24 horas, junto con otros medicamentos que contienen acetaminofén o 3 o más bebidas alcohólicas por día mientras consumes este producto. Consulta con un médico antes de usarlo si tienes una enfermedad hepática.

Alerta sobre alergia: el acetaminofén puede causar serias reacciones en la piel. Los síntomas pueden incluir enrojecimiento de la piel, ampollas o sarpullido. Si se produce una reacción cutánea, suspende el uso y busca ayuda médica de inmediato.

Discontinúa el medicamento y consulta a un médico si el dolor empeora o dura más de 10 días, la fiebre empeora o dura más de 3 días, aparecen nuevos síntomas o hay enrojecimiento o hinchazón. Estos síntomas podrían indicar una enfermedad grave.

Si estás embarazada o lactando, consulta al médico antes de usar este medicamento.

Mantenlo fuera del alcance de los niños.

Advertencia de sobredosis: en caso de sobredosis, debes buscar asistencia médica o comunicarte inmediatamente con un centro de control toxicológico. (1-800-222-1222). La atención médica inmediata es esencial tanto para los adultos como para los niños, incluso si no se observan indicios ni síntomas específicos.

No lo uses con ningún otro medicamento que contenga acetaminofén (con o sin receta). Puedes obtener más información sobre qué otros medicamentos tienen acetaminofén en Get Relief Responsibly®. Si no estás seguro de si un medicamento contiene acetaminofén, consulta a tu médico o farmacéutico. Además, no lo uses si eres alérgico al acetaminofén o a cualquiera de los ingredientes inactivos de este producto.

Consulta con un médico o farmacéutico antes de usar este producto si estás tomando warfarina, un medicamento anticoagulante.

Siempre lee y sigue las instrucciones de la etiqueta del producto. Si experimentas algún efecto secundario después de usar acetaminofén o tiene otras preguntas o inquietudes, habla con tu profesional de la salud.