Dolor de oído en niños y bebés: causas, síntomas y remedios para la infección de oído

Cuáles son las causas del dolor de oído

Existen muchas razones por las que los niños podrían tener dolor de oídos. Algunas veces, el problema está en el oído interno, que está detrás del tímpano. Otras, el dolor proviene del oído medio, del canal auditivo o del oído externo. Las causas del dolor de oído pueden ser las siguientes:

  • Acumulación de cera en el oído, que puede causar dolor
  • La presión del aire, como en un avión, puede causar daño en el tímpano
  • Quizá tu hijo introdujo algún objeto pequeño en su oído, y eso causó presión o un rasguño
  • Puede haber una infección en el oído interno o en el oído medio
  • El canal auditivo puede estar irritado o infectado (otitis externa)

Qué es la infección de oído

Las infecciones del oído son infecciones bacterianas o virales dentro del oído que causan hinchazón y dolor. Las infecciones de oído en niños y bebés suelen comenzar con un resfriado u otra enfermedad. Esto puede provocar enrojecimiento, hinchazón y líquido en el oído medio de tu hijo (detrás del tímpano). Las infecciones de oído pueden ser muy dolorosas para tu hijo y, a veces, provocan fiebre con temperaturas de hasta 104 °F. Aunque tu pediatra puede prescribir antibióticos, estos, en general, no aliviarán el dolor de oído durante las primeras 24 horas, así que podrías necesitar proporcionarle otros remedios para el alivio del dolor.


Síntomas comunes de dolor de oído en bebés y niños

Si tu bebé o niño pequeño tiene una infección del oído dolorosa, podría tener dificultades para comer o dormir. Otros signos de que tu bebé podría tener dolor de oído o una infección del oído incluyen los siguientes:

  • Necesidad de frotar o tirar de las orejas
  • Dificultad para dormir o comer
  • Fiebre
  • Dolor, molestia, hinchazón o presión dentro de los oídos
  • Llorar más de lo habitual
  • Mareos, náuseas o vómitos
  • Drenaje de líquido de los oídos
  • Dificultad para oír

Si piensas que tu hijo tiene dolor de oído, o si ves que sale líquido de un oído, llama al médico para que te brinde orientación.


Remedios para aliviar el dolor de oído en bebés y niños

Compresa tibia

Compresa tibia

Cubre una almohadilla eléctrica con una toalla y colócala sobre el oído infectado. O intenta colocar un paño tibio y húmedo sobre el oído infectado de tu bebé.


Analgésico

Analgésico

Uno de los principales medicamentos que ayudan a aliviar la fiebre y los dolores menores en los niños es el acetaminofén, el ingrediente activo del Children’s TYLENOL® e Infant’s TYLENOL®. Consulta con tu médico si algunos de estos productos de TYLENOL® son adecuados para el dolor de oído de tu hijo. Si tu hijo tiene menos de 2 años, tu médico te indicará cuál es la dosificación correcta.


Visita al médico

Visita al médico

Busca orientación de un médico o visita al pediatra de tu hijo si tienes dudas o si el dolor de oídos se extiende por más de tres días. También puedes usar SmartCheck™ de Children's TYLENOL® para tomar imágenes del oído de tu hijo y compartirlas con su médico o un profesional de telemedicina para detectar infecciones del oído desde la comodidad de tu hogar, a través de la aplicación SmartCheck™ para iPhone®.


antibióticos

antibióticos

Habla con el pediatra de tu hijo para consultarle si necesitas que te recete un antibiótico.


Gotas para el oído

Gotas para el oído

Pregúntale a tu farmacéutico si las gotas para los oídos pueden ayudar a aliviar el dolor de tu pequeño.


¿Cuándo se sentirá mejor tu hijo?

Si bien las infecciones y los dolores de oído pueden ser difíciles de sobrellevar tanto para mamás como para los niños, la mayoría de estas dolencias mejorará por sí sola en unos pocos días. Solo asegúrate de darle a tu pequeño un poco más de atención para ayudarlo a sentir menos dolor y de hablar con tu médico si tienes alguna pregunta.