Las etapas del sueño

Cuando duermes bien, te despiertas sintiéndote descansado y renovado. Pero para lograrlo, debes experimentar cada una de las etapas del sueño. Las etapas del sueño pueden dividirse en dos categorías: movimiento ocular rápido (REM, en inglés) y sin movimiento ocular rápido (NREM, en inglés).

Sueño NREM

La etapa NREM representa alrededor del 75% del tiempo de sueño total y consta de fases de sueño progresivamente más profundo.

  • N1 (etapa 1): la etapa del sueño más liviano, cuando estás entre dormido y despierto.
  • N2 (etapa 2): cuando te duermes profundamente y pierdes la conciencia de tus alrededores.
  • N3 (etapas 3 y 4): las etapas de sueño profundo y reparador que se consideran las más importantes para tu salud. Durante esta etapa, la actividad cerebral experimenta ondas lentas, y difícilmente te despiertes.

Sueño REM

  • Esta etapa del sueño se caracteriza por alta actividad cerebral, y es cuando aparecen los sueños. Tiene una duración de 10 minutos aproximadamente y por lo general ocurre 90 minutos después de conciliar el sueño y cada 90 minutos de allí en adelante. Los ojos se mueven, pero el cuerpo aún está relajado.
  • Una noche de sueño normalmente comienza con periodos prolongados de sueño profundo con periodos REM más cortos. Cuando se aproxima la mañana, la etapa REM avanza a medida que las etapas de sueño profundo disminuyen.
  • Este ciclo de sueño NREM a sueño REM continúa durante la noche, y trabajan en conjunto para relajar y recomponer el cuerpo mientras descansas. Una buena noche de sueño revitaliza y restaura el cuerpo. Mejora tu estado de ánimo, impulsa la creatividad, regula las hormonas y protege contra enfermedades. Para gozar de una salud óptima, la mayoría de los adultos deberían intentar dormir entre 7 y 9 horas por noche.